Caminar sin objetivos es lo mismo que caminar a oscuras, perdidos, desorientados.

Y así están hoy muchas de las organizaciones. Es “cierto” que el contexto es “incierto”, pero, aunque el camino se haga sinuoso o aparezcan piedras o baches, si tengo clara la meta luego sólo modificaré la estrategia.

Empecemos por lo primero: ¡DEFINAMOS NUESTRA MISIÓN!

A continuación, les comparto algunas preguntas de guía que pueden servirles de orientación para definir este eje principal.

  1. ¿Qué necesidad satisfacemos?
  2. ¿A quién satisfacemos?
  3. ¿Cómo?
  4. ¿De qué queremos sentirnos orgullosos?
  5. ¿Cómo nos gustaría ver a la empresa en su mejor versión?
  6. ¿Cuáles serán los valores y actitudes claves?
  • Tip 1: la razón de ser del negocio y para ello se debe identificar aquella necesidad más básica que satisface (vestir, alimentar, embellecer, brindar salud, disfrute, etc.)
  • Tip 2: El objetivo debe ser amplio y atemporal, como así también atecnólogico para evitar que -si en un futuro cambia la tecnología- la organización no se vuelva obsoleta.
  • Tip 3: La oración debe comenzar con un verbo en infinitivo, propio de un propósito.

PD: ¡Ojo! La definición de la MISIÓN debe ser un proceso serio y a conciencia, no es simplemente una frase bonita para la web, MUCHO MÁS que eso, ¡tiene profundos impactos en todas las decisiones!

Espero te sea útil 😊 No dudes es compartirme tus inquietudes y/o en compartir al que pueda servirle.

Chat
Enviar