¿Sabías que en Argentina hay más de 600mil PyMEs? ¿Y sabías que entre el 50 y 75% dejan de existir durante los primeros tres años?

Este elevado índice de mortalidad responde en gran medida a la falta de rentabilidad que les imposibilidad la continuidad. Es cierto que muchas de ellas carecen de una planificación estratégica que les ordene un crecimiento cuantitativo prolijo.

¡Pero no es sólo eso! Ordenar los números es el primer paso para el CRECIMIENTO, pero ¿qué sucede cuando se empieza a crecer en números? ¿Cómo se mantiene ese mayor volumen de forma sana y sustentable?

Porque es cierto que cuando CRECEMOS, TAMBIÉN CRECEN LOS PROBLEMAS. Aquí aparece el concepto de DESARROLLO, que alude -además- a lo cualitativo. Es en esta instancia, en la que las organizaciones comienzan a darse cuenta de que gestionar a las personas no es un costo, sino una verdadera inversión. Aparecen problemas de comunicación, de motivación, falta de herramientas para liderar, dificultades para delegar, entre muchos otros.

¡es el momento de ordenar el desarrollo!

Aquí van algunos indicadores que pueden servirte a modo de diagnóstico inicial y guía para orientar siguientes pasos de trabajo:

  • Grado de capacitación y madurez de los líderes,
  • Capacidad de la gente para enfrentar situaciones de cambio,
  • Grado de satisfacción de los colaboradores,
  • Motivación para asumir nuevos desafíos,
  • Políticas de equilibrio en el balance-vida,
  • Grado de confiabilidad en la organización,
  • Coherencia en las políticas de compensación,
  • Claridad en la asignación de roles y responsabilidades,
  • Asertividad en los canales de comunicación,
  • Capacidad de utilizar controles amplios,
  • Consistencia en los valores y propósitos.

Espero te sea útil 😊 No dudes es compartirme tus inquietudes y/o en etiquetar al que pueda servirle.

Chat
Enviar